Páginas vistas en total

domingo, 16 de julio de 2017

Seguridad desmentida



Como vuelvas a darme la espalda
para recogerte el pelo y en tu
cuerpo un simple tanga negro,
yo, no me hago cargo de los
desperfectos.

Como vuelvas a estar tan bonita durmiendo,
me haré cargo de despertarte,
a besos, por todo tu lienzo que es arte,
por cada uno de tus lunares que hacen
constelaciones en el cielo.

Porque eres fuego,
vas a sacar al dragón que llevo dentro,
y encerrarte en lo más alto de la torre,
para saciar el hambre de tocarte, las ganas de
morderte el cachete izquierdo.

Como vuelvas a cruzarte en mis ojos
pasaré de esquivarte, chocaremos las 
pestañas y frenaremos para saborear 
luces de colores, despacio, sin prisa
porque se apaguen. 

Y es que...

Como vuelvas a sonreírme, 
te haré el humor hasta llegar al orgasmo, 
te devolveré 32 razones por las que te quiero,
convertiré tu miedo en maestría
...

Imagen relacionada
... y tu seguridad quedará desmentida.

jueves, 29 de junio de 2017

¿A qué sabe la felicidad?


Saborear la vida en todos sus aspectos, en todos sus formatos, en retroalimentarse de nuevas experiencias, solo así, se construye la felicidad. Es difícil conseguir una felicidad plena porque la sociedad se ha acostumbrado siempre a necesitar más de lo que tiene (no digo que eso sea malo), sin darse cuenta, sin apreciar  antes lo poco que les hace enormemente grandes. 

¿Cómo se mide la felicidad? ¿En tener dinero, amor y salud ? ¿En tener mucho de estas tres cosas que nos leen en la mano? o... ¿en saber darle un auténtico valor a lo que tenemos para ir construyendo a partir de estos ladrillos una persona feliz?

Sí soy feliz.
Debe ser que me estoy haciendo mayor, pero últimamente encuentro la felicidad en cada cosa que hago, que doy, que recibo... y aunque aparezca el negro, me esmero en encontrarla, en jugar si es preciso al escondite con ella,  porque ya sabemos que el negro, al fin y al cabo, es la suma de todos los colores. 

Encontrarla en el café recién hecho de tu madre, los desayunos fuera de casa o los brunch que no llegan a ser comida. Las cervezas a cualquier hora y las decisiones sin frenos. En una noche de baile, una siesta o amanecer con sabanas sudadas. Encontrarla en el primer beso, en los siguientes, y en los incompletos, esos vergonzosos que se quedan en la comisura. En viajes que se hacen inolvidables y la emoción de seguir conociendo mundo. En un corte de pelo. Encontrarla en una tarde de slackline con los colegas, pipas, cartas y como siempre, risas a quemarropa. En un paseo con la familia, un helado en el McDonalds o todos dormidos en el sofá. Encontrarla en un colegio, un deporte y en personas que en esto te acompañan. En detalles de taquilla, pizarra, libro, portátil, escritorio, buzón, mochila o bolsillo...pequeños que coges con la mano y son enormes para el corazón. 

Podría seguir. 
Eso es lo mágico. 
Y por eso ahora sonrío. 
Seguir sumando, pero que las cuentas salgan bien para ir avanzando. 



martes, 27 de junio de 2017

Camina

Perseguir el amor con la indiferencia
es una extraña paradoja. 

Camina firme ante vaivenes, eso, 
le hace enderezarse.

Con los pies en el cielo y la cabeza en la tierra,
se queda perpleja ante unos ojos
que le den vida. 

Se nota.
Le gusta. 
Se pone nerviosa. 
Esquiva miradas 
y captura brillo. 

Se nota.
Le gusta.
Se pone roja.
Cautiva sonrisas
y libera emociones.

Se nota.
Le gusta.
Por eso calla. 
Camina.
Pasa de largo.



domingo, 25 de junio de 2017

Domingo

Domingos que saben a recuerdos.
Intentar rozar la perfección de la palabra querer en unas pestañas 
que no son las tuyas me es imposible. Es entonces, ahora
que te tengo delante, cuando me enfrento a mi peor enemigo...
el sentir(te). 

Soy culpable de encontrar la plena complicidad en unos ojos como los tuyos.
De quererte sin miedo pero con  máxima inseguridad.
De quererte no como antes pero desearte como siempre.
De tus pequeños detalles nace mi felicidad, de tus maneras de 
demostrarme que no me has olvidado mueren mis preguntas. 

Eres mi siesta favorita, la que me abraza por la espalda, 
besa la nuca y cuenta lunares a oscuras, con los dedos
entrelazados, las almas desnudas y recuerdos reencontrados.

Son los cereales de merienda, Grease en la pantalla y Marea en las 
cuerdas de tu guitarra lo que hace de un Domingo cualquiera, 
en un feliz comienzo de semana.



miércoles, 21 de junio de 2017

Impacto Brutal

Que vértigo.
Menudo impacto brutal estas hecha.
 
No se donde mirar cuando vas de cara. 

El brillo del verano te hace los ojos más negros, las pecas más oscuras, y el cabello más rizado. La cara más guapa, la tez morena y las inseguridades más seguras. 
Eres carne de cañón.
Y yo me pregunto ¿qué hemos hecho mal?
Cómo no cambiaron las cosas, que duele en el centro y nunca falla ante tus visitas. Tal vez el disparo más certero sea el de volver a apretar... apretar el gatillo de nuevo, jugárnosla, probar puntería... quién sabe, el futuro es tan incierto que tal vez hasta acertemos y sangremos las dos juntas. 
Porque sí, me muero por besarte esos labios con espuma en la boca, la combinación perfecta, menudo bombazo, menudo sabor inolvidable que desearía volver a catar. Y eso es así, los dos vicios juntos y una idiota que espera, cuando si Dios puso la tentación fue para morder.