Páginas vistas en total

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Labios de sal

Tal vez sean tus besos los que curan mis labios vestidos de tristeza. 
Que curan como el mismísimo agua salada, cicatrizando los días malos y las horas cargadas a prueba de balas... 
Menuda sobredosis de energía, un chispazo de electricidad en estado puro que te pone los pelos de punta. 
Al fin y al cabo todos sabemos que la pies es de quien la eriza, y tu, tienes todas la papeletas. 
Así pues coseré la sombra a mis pies por si me pierdo en esta luz tan tuya, con precaución para volver a encontrarme, con la experiencia de saber lo que es el amor contigo. 


domingo, 12 de noviembre de 2017

Fenix


Calcinada en el olvido resurges de las cenizas vestida con tu mejor gala, la sonrisa.
Tu vuelo no deja opción a mirar a otro lado, vienes fuerte, decidida, agitando las alas para que el viento se lleve el pasado y tus ojos nos cubra de presente. 
Que bonita estás. Eres como un buen vino. 

Ya no me quedan máscaras en las que esconderme,
siempre destapas mis focos brillantes, siempre desnudas mi alma, siempre me vistes de primavera.   

Serás magia hasta que desvele el truco.
Serás poesía hasta que me quede sin besos.
Serás fénix hasta que sople tu fuego. 


domingo, 29 de octubre de 2017

Ratito perdido

Pidiendo un ratito de tregua al corazón
choque con la realidad de no poder perderte,
y siendo inconformista con mis sueños
me lancé al vacío de tus labios relamiendo
con ansia el deseo recién cumplido.

Pidiendo un ratito de tregua a la cabeza
me ahogué en pensamientos de agua salada,
y siendo un poco más cuerda analicé que
los hechos son realmente los remos que
ponen rumbo a nuestra vida.

Pidiendo un ratito de tregua a mis manos
pinté con las yemas de mis dedos caricias
en tu espalda, invirtiéndolas en el tiempo que
no te hace falta, ordenando los lunares
que parecían haber cambiado su sitio.

Pidiendo un ratito de tregua a mis ojos
perdí al escondite enfrentándome a tus caderas,
cegándome el vaivén de tu falda, dándome
sin haberlo pedido otra razón por la que sí,
tú eres mi vía de escape y quiero jugar contigo.

Ratito perdido


jueves, 19 de octubre de 2017

Human

Hay ocasiones en las que nos esforzamos por retener o fingir emociones, 
cuando lo realmente maravilloso es mostrarnos cómo estamos en cada
momento.


lunes, 16 de octubre de 2017

Incansable

La de idas y venidas, otra vez, vestida de rojo carmín, a juego con mi sangre. Bombeando latidos de alegría y tristeza, aumentando pulsaciones al disminuir distancias. Sí, me declaro culpable, de no lucharte, de seguir siendo mi miedo, de no importarme, de no olvidarme que nunca antes me había sentido tan alto. Eres la oscuridad que me empeño en seguir a ciegas hasta que estallas en fuegos artificiales con tu risa, con tus manías que iluminan recuerdos, que colorean mi alma con pildoritas de felicidad. Me siento tan  dentro y fuera de este paraíso, me siento tan incansable de reconstruir siempre los esquemas cuando apareces. 

Solo te pido...
quiéreme sin cansarte.